miércoles, 4 de junio de 2008

No hay quien entienda a los hombres

Ayer después de pasar un día de perros, luchando para no dormirme en la oficina, decidí que me iba a jugar al padel para caerme rendida en la cama y así combatir el jet lag.... y eso hice, pero en vez de jugar 1 hora que era lo que estaba programado...jugamos casi dos....por lo que al llegar a casa, después de una ducha, caí como una bendita.

Hoy me he levantado toda ilusionada porque iba a ir a los toros a ver a Cayetano Rivera confirmar alternativa, y mi Mr Big particular, yo ya me creo Carry después de mi viaje a NYC, me llama a las 13 horas para decirme que si no me importa a su madre le hace mucha ilusión ir hoy a los toros...que si lo dejamos para otro día... Yo, como soy tonta, le he dicho que no me importa...pero en el fondo estoy rabiosa porque llevo un mes esperando este día, y como me ha avisado con tan poco tiempo, no puedo conseguir entradas por otro lado...aunque, como la esperanza es lo último que se pierde, lo he intentado, pero sin éxito...

Lo mejor de la historia es que el susodicho en cuestión cree que a mí lo que me apetece es verle a él, y esta muy equivocado.... ¿Qué mujer, en su sano juicio, no quiere ver a Cayetano vestido de luces? Porque, que es guapo es un hecho constatable, y que el chico le ha echado valor de novillero, no cabe la menor duda....

Mr Big me ha dicho que me invita el viernes a los toros, que el cartel es mucho mejor....y luego a cenar, pero desde luego como hoy Cayetano corte oreja es un hecho que Mr Big va a pasar una larga temporada en "el congelador".

Ya os podéis imaginar mi plan de esta tarde: ver los toros en Telemadrid, desde luego que cambio tan drástico, del glamour de la gran manzana a la realidad de Madrid.

2 comentarios:

Beatriz dijo...

Jajajajaja, lo que se ha perdido este Mr.Big :D

Beatriz V.P. dijo...

Ay, yo odio los toros :(( Pero me siento muy identificada con lo de que te sientes Carrie, ja, ja, a mi también me pasa lo mismo cada vez que vuelvo a NY y me dura un par de días hasta que se me quita la tontería ya en Madrid